Vecinos de Wilde sufrieron robos a inicios de la semana pasada a plena luz del día. Uno de ellos comentó que su experiencia fue “al mediodía”, cuando sacó el celular de su bolsillo porque debía enviarle un mensaje a su amigo, a quien esperaba en la esquina de Lobos y Mitre. Su teléfono fue extraído de la mano por un hombre, de aproximadamente 35 años, que circulaba sobre la vereda con una moto “de gran tamaño”. Luego de tomar el teléfono, el delincuente aceleró su vehículo y dobló en sentido izquierdo por Lobos.

Una mujer de 27 años fue abordada, mediante la misma modalidad que la anterior, a las 17 horas en Mitre entre General Pirán y Lomas de Zamora, a dos cuadras del centro comercial de Las Flores.

“A mi celular lo uso para trabajar. Cuando pasan estas cosas me da bronca, porque me tengo que ir corriendo a comprar un equipo nuevo, tengo que volver a guardar todos los mails, contraseñas, configurarlo de cero. Pierdo tiempo y plata, además de pasar por el stress del mal momento”, comentó el joven asaltado.

Al consultarles si es una forma de robo nueva en la zona, los afectados indicaron que “no es la primera vez que esto pasa y que se escucha en el barrio” y que “se ven los patrulleros que recorren, pero no hay policías que caminen la calle. Más sabiendo que las cuadras son largas y los motochorros las suben para robar”.