Uber informó, a sus socios usuarios y conductores, un fallo de la Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -realizado el miércoles de la semana pasada- en el que se destaca “que manejar con la aplicación Uber no constituye un delito, contravención o falta”.

En este escrito, afirman que la institución judicial “falló a favor de tres socios conductores” y que “en las tres causas, que ya se encuentran firmes y no pueden ser apeladas, el Juez reafirma lo que ya determinó la Corte Suprema de Justicia de la Nación: manejar con Uber es claramente lícito, no es un delito”, y que “el Juez analizó la cuestión de fondo y señaló en las sentencias que Uber es una plataforma de tecnología que permite a los usuarios y socios conductores celebrar un contrato entre privados”.

“La razón es simple: como el servicio brindado por medio de la aplicación Uber no es ni taxi ni remis, no es necesario tener habilitación de taxi o remis, que son las que hoy existen en la Ciudad de Buenos Aires”, incluye el comunicado.

A continuación, el texto completo:

A nuestros socios conductores y usuarios:

El miércoles pasado fue un día importante para toda la comunidad de Uber en Argentina. La Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires falló a favor de tres socios conductores, destacando que manejar con la aplicación de Uber NO constituye un delito, contravención o falta.En las tres causas, que ya se encuentran firmes y no pueden ser apeladas, el Juez reafirma lo que ya determinó la Corte Suprema de Justicia de la Nación: manejar con Uber es claramente lícito, no es un delito. El Juez analizó la cuestión de fondo y señaló en las sentencias que Uber es una plataforma de tecnología que permite a los usuarios y socios conductores celebrar un contrato entre privados, tal como está previsto en el Código Civil y Comercial de la Nación.

Así, la ley recientemente sancionada por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires no es, de acuerdo con estas sentencias firmes, aplicable a quienes conducen con la aplicación de Uber. La razón es simple: como el servicio brindado por medio de la aplicación Uber no es ni taxi ni remis, no es necesario tener habilitación de taxi o remis, que son las que hoy existen en la Ciudad de Buenos Aires.

Las sentencias son contundentes y ponen un punto final a la discusión sobre la legalidad de Uber. La decisión trasciende a Uber. Es acerca de la tecnología y de la competencia, porque deja saldada la discusión sobre el papel que juegan las aplicaciones en la movilidad urbana. La necesidad ahora, cada vez más evidente, es iniciar un diálogo para regular la manera en que todos queremos que la tecnología beneficie a la ciudad, a los usuarios y a quienes buscan una oportunidad de ingreso.

Seguimos, como el primer día, comprometidos con el país. Queremos ayudar a mejorar la movilidad en las ciudades y a crear miles de oportunidades económicas. Mendoza es un claro ejemplo de cómo con voluntad política se pueden conseguir soluciones integradoras que consideran las nuevas tecnologías. Esperamos más ciudades sigan este camino positivo.