El Presidente Mauricio Macri brindó una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno tras la cumbre del G20, en la que destacó las oportunidades que tiene el país frente al interés de estrechar vínculos que manifestaron los líderes mundiales.

Macri comentó que durante el transcurso del evento, los argentinos vivieron “días históricos”, destacó los acuerdos bilaterales firmados con otras naciones y el respaldo recibido por parte de los mandatarios extranjeros.

“Cada uno de los que nos acompañaron en las diecisiete bilaterales” coincidieron en manifestar: ‘“argentinos, están por el camino correcto, tienen que tener constancia, seguir trabajando”’, indicó el Jefe de Gobierno.

“La verdad es que todos quieren tender puentes, crear oportunidades y esta es la actitud con la que yo los he representado a ustedes: ser un buen anfitrión, conducir por primera vez un G20 con la responsabilidad que significa”, agregó Macri.

También, dijo que a partir de ese cometido, el objetivo es “llegar a acuerdos que avancen en la dirección de un mayor entendimiento, a resolución de temas de fondo y dejarles a ellos la convicción que hemos cambiado, que tal vez tenemos recaídas pero que la dirección es la correcta y que no vamos a dudar en seguir adelante”, “mientras tanto, mi tarea es construir puentes con el mundo entero, que también tiene sus problemas” porque “los presidentes que nos han visitado no viven en países que no tienen problemas”.

Comentó que el evento “fue una prueba para todos los argentinos, un aprendizaje de un año” en el cual sirvió, además, para consolidar el proceso de inserción en el contexto internacional después de “muchos años de aislamiento, de no tratar con el mundo”.

Puntualizó que las más de sesenta reuniones realizadas a lo largo del último año sirvieron no sólo al Gobierno, sino a los académicos, las organizaciones de la sociedad civil y al empresariado por “la oportunidad única” de realizar intercambio de experiencias y conocimientos. “Eso nos nutrió. Los argentinos no somos los mismos que éramos hace un año atrás”, puntualizó el Presidente.

Subrayó, entre los acuerdos suscriptos en el marco del G20, el alcanzado con Rusia que participará con sus empresas en la licitación para la construcción de un ferrocarril que transportará la producción de Vaca Muerta.

Del mismo modo, resaltó que los Estados Unidos quiere ser un “socio estratégico” de la Argentina y, en ese contexto, va a aportar financiamiento para realizar una autopista y fomentar las inversiones en el yacimiento.

Destacó que con el Presidente Xi Jinping acordó el ingreso a China de cerezas patagónicas, que serán una nueva fuente de trabajo genuino para los productores y la cadena de comercialización, así como la modernización de ferrocarriles de carga.

Respecto de Alemania, dijo que con la Canciller Angela Merkel encontraron un mecanismo de financiamiento para que lleguen, de ese país, inversiones orientadas a la explotación de litio y a la construcción de una central hidroeléctrica.

También, indicó que Singapur está colaborando en la aplicación de métodos nuevos de enseñanza de la matemática en las escuelas, con la mira puesta en los próximos empleos que demandarán conocimientos de materias duras. “Nuestra inteligencia es tener buenas relaciones con todos los países del mundo porque mi única responsabilidad ante ustedes es generarles oportunidades”, sostuvo el Jefe de Estado.

En cuanto al objetivo de alcanzar una convergencia entre el Mercosur y la Unión Europea, Macri dijo que en sus conversaciones con Merkel, Emmanuel Macron, Pedro Sánchez y Giuseppe Conte hubo coincidencias en que “es una gran oportunidad para todos llegar a este acuerdo”.

Señaló que antes del G20 habló sobre el tema con el Presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, “y él me ratifico que quiere avanzar en este acuerdo Unión Europea – Mercosur”. Del mismo modo, puntualizó que también están interesados en buscar acuerdos con el bloque sudamericano Canadá, Singapur, Japón, y Corea.

En cuanto al panorama de la economía con vistas a 2019, el Presidente sostuvo que “hoy estamos en un proceso de estabilizarla, bajando la inflación”. “Eso obviamente va a tender a poner en marcha la economía, en la cual ya hay sectores que marcan una mejora, como las exportaciones, que están creciendo a más del 15 por ciento y otros a más del 20 por ciento”, afirmó. Subrayó que “estamos dejando de estar muy desequilibrados, de depender de los demás, como pasaba desde hace muchos años, y empezar a depender más de nuestro trabajo”.

Por otra parte, Macri destacó que el Gobierno lleva a sesiones extraordinarias un proyecto para “terminar con la violencia de las barras” en el fútbol, después de que se frustrará la segunda final de la Copa Libertadores, en el estadio de River, por un ataque al micro de Boca. “Veo en la justicia de la Ciudad de Buenos Aires que, lamentablemente, se liberaron en horas a aquellos que portaban molotov y piedras en mochilas”, advirtió. En ese sentido, dijo que “tienen que encontrar formas de interpretar la justicia de forma tal que los violentos no puedan sentir que esto es un juego en el cual ellos hacen lo que hacen y no tienen ninguna consecuencia”.

“La forma para que eso no suceda no es poner cada vez más policías, sino que aquellos que cometen un delito vayan presos. Les aseguro que lo van a pensar varias veces antes de volver a repetirlo”, remarcó. “Tratemos de avanzar en eso, que nos va a permitir que haya un espacio creativo, de desarrollo, de progreso sin tener que andar con miedo, que es lo peor que le puede pasar a una sociedad”, recalcó.