En la vía pública de Condarco, entre República del Líbano y La Rioja, se acumula basura sobre la vereda. Allí, se observan frecuentemente bolsas con residuos rotas, ropa, ramas, telgopores y en ocasiones, colchones.

“Hay basura y casi siempre está el pasto crecido. Muy rara vez lo cortan. Encima no hay rampas para discapacitados y la vereda, llegando a Lamadrid, está empinada. Es muy difícil pasar por acá caminando”, indica Cristina, vecina de la zona.

Asimismo, en este sector hay dos baches sobre la calle, que se extienden de lado a lado de las veredas y, con el paso del tiempo, se produjeron dos pozos que actualmente están rellenos de piedras y tierra.

“Me canso de que el colectivero pase por ahí y tenga que frenar fuerte o hacer
maniobras para esquivarlos por el costado. Eso es re peligroso”, comenta Stella Maris, una usuaria de la línea 584.

¿Por qué existe tal abandono de un sector que implica el tránsito frecuente de vehículos y vecinos a pie, ubicado a dos cuadras de la transitada avenida Dardo Rocha y que rodea a un extenso polo industrial?