Vecinos que quieren habilitar un local comercial en Quilmes, comentan que desde la municipalidad “piden una serie de requisitos banales, innecesarios e inútiles”.

“Todo eso hace creer que al intendente no le interesa que haya nuevas ofertas laborales, que son ofrecidas por estos comercios que quieren abrir y no pueden por la burocracia que hay en la habilitación”, indica el comerciante.

Asimismo, la administrativa del local comercial comenta que “uno de los requisitos es la copia del plano de obra, nosotros no lo tenemos y en la Municipalidad de Quilmes me está costando un montón conseguirlo porque la edificación es del ’60 y el plano de obra es de esa época o anterior. En la Dirección de Catastro no lo tenían pero me dieron un número de plano de obra para que vaya a la mesa de entrada a pedirlo. Ahí me dicen que no lo pueden buscar porque no tenía el año. Era solamente ‘poner’ el número en el sistema, una barra y probar con distintos años, pero no lo quisieron hacer. Encima justo se cortó la luz o se quedaron sin conexión y me fui. Me dijeron que vuelva más adelante”.

“Por lo menos, son diez ítems que te piden y sin eso no estaría habilitado el local. La mayoría de los trámites son pagos. Nos piden, por ejemplo, el contrato de locación sellado por ARBA y con firmas certificadas ante escribano público, certificado dominial emitido por Dirección de Catastro, liberación de tasas, copia del plano, activo fijo que si supera más de 212 mil pesos tenemos que certificarlo ante un contador público y legalizarlo en el Consejo de Ciencias Económicas, libreta sanitaria y liberación de causas contravencionales. Recién si todo esto está bien, hay que pagar el derecho de habilitación, más otros dos derechos”, agrega la administrativa.