A través del programa de responsabilidad social empresarial “Lazos” nació el proyecto “Incluirnos”, que tiene como objetivo “aumentar y mejorar el número de inserciones de personas en situación de vulnerabilidad laboral y no laboral a la sociedad”.

En este caso, estudiantes del último trayecto del Centro de Formación Integral -CFI- N° 1 realizaron sus entrenamientos laborales en la gráfica Guedikian Impresores S.A de Berazategui, ubicada en calle 7 y 109, donde desarrollaron tareas operativas y manuales vinculadas a su producción, como packaging en cartulina de cartón, envases para la industria alimenticia y vasos de polipapel.

En el transcurso de esta capacitación, que se extendió durante tres meses y realizaron siempre a la par de alumnos de escuelas técnicas, también recibieron instrucción sobre la compañía, sus normas de seguridad e higiene en el ámbito laboral, y se les hizo entrega de ropa de trabajo y calzado de seguridad.

“El objetivo es que los chicos tengan ese primer acercamiento al mundo del trabajo, cumpliendo un total de 200 horas de prácticas profesionalizantes, desempeñándose como operarios en diferentes puestos y haciéndose una idea de lo que se pueden llegar a encontrar cuando vayan a buscar empleo”, explicó el coordinador de “Lazos”, César Magdycz, quien destacó la buena predisposición de Guedikian S.A a la hora sumarse a esta iniciativa. “Es una empresa que siempre está dispuesta a colaborar con nuestros proyectos. Además, si bien estas prácticas no son rentadas, todos los pasantes recibieron una remuneración por su trabajo, lo que significa un gesto muy valioso por parte de la firma”, agregó.

Por su parte, Samanta Queipo, responsable del equipo de Recursos Humanos de la compañía, manifestó sobre la experiencia: “Realmente, superó nuestras expectativas. Queríamos saber si podíamos llevar adelante este proyecto de integración e inclusión, y la verdad es que fue muy enriquecedor para todos: los chicos se adaptaron muy bien, quieren seguir trabajando, que es la expectativa que tenemos; y, además, presenciamos numerosos gestos de solidaridad por parte de nuestros trabajadores. Así que fue una experiencia superadora, desde todo punto de vista”.

En este sentido, Valeria Lezcano, de la empresa Grupo Gestión, que participó del proyecto a través de la entrega de indumentaria y elementos de seguridad, analizó: “Muchos suelen hablar de ‘inclusión’ como si fuese algo cotidiano, pero cuando realmente lo vivís y tenés la posibilidad de verlo con tus propios ojos, como en este caso, no podes dejar de emocionarte”.

La directora del Centro de Formación Integral N° 1, Fabiana Martínez, en tanto, destacó que “Berazategui siempre apueste a estas innovaciones con el fin de incluir”, y se mostró muy conforme con los resultados de este proyecto municipal. “Los chicos hicieron un giro rotundo en cuanto a la autonomía, la responsabilidad y el cumplimiento, porque una cosa es el colegio y otra es ya estar participando de un ámbito bien formal y productivo, donde están incluidos con otros operarios”, y agregó: “Precisamente, debido a sus desempeños, desde la empresa nos informaron que están evaluando la posibilidad de contratar a algunos de ellos; y que los chicos puedan tener un trabajo formal y rentado, es algo que nos impacta y que nos impulsa a seguir trabajando”.