Durante la temporada estival, el Centro Municipal de Zoonosis sigue con su labor en castraciones gratuitas para perros y gatos. El espacio está ubicado en la esquina de las calles Alberdi y Paz, en diagonal a la Municipalidad de Quilmes.

Para solicitar turnos y realizar consultas, comunicarse al 4350-3000 interno 3011 o al 4257-1658, de lunes a viernes de 8:30 a 14 horas.

¿Por qué castrar las mascotas?

Con la realización de este procedimiento se evita el crecimiento indiscriminado de la población animal; en las hembras castradas antes del segundo celo, disminuyen notoriamente las probabilidades de que tengan tumores mamarios y/o piómetras en edad adulta -infección en el útero- y en los machos se evitan lesiones por peleas como heridas, abscesos o contagio de virus VIF- VILEF o tumores prostáticos. Además, desde el municipio indican que “no es real que las hembras deben tener una cría antes de realizársele la castración para evitarles futuros problemas”.

¿Cómo preparar al animal para esta intervención?

La mascota deberá pasar la inspección médica realizada por el veterinario del Centro Antirrábico debiendo estar en buen estado sanitario. Asimismo, debe tener ayuno de sólido de por lo menos 12 horas, ayuno líquido de 8 a 12 horas; el canino debe concurrir a Zoonosis con collar y correa y el felino en caja cerrada o transportadora; y el responsable del animal deberá sostenerlo mientras se lo anestesia y colocarlo sobre la camilla. También, agregan que “bajo ninguna circunstancia se recibirán animales sedados previamente”.

¿Qué mascotas no se pueden operar?

  • Hembras en celo, ya que los órganos genitales se encuentran con mayor irrigación sanguínea, lo cual incrementa los riesgos de hemorragias internas
  • Hembras que estén en estado avanzado de preñez
  • Animales que no se encuentren en buen estado corporal y/o sanitarios.

La persona responsable que acerque el animal a Zoonosis debe ser mayor de 18 años y tener domicilio en el Partido de Quilmes. “Tiene que comprender que es un procedimiento quirúrgico con riesgos vitales prequirúrgicos, intraquirúrgicos y postquirúrgicos, inmediatos o tardíos, acrecentado por la falta de estudios complementarios realizados previamente”, agregan desde  la municipalidad.

Cuidados del post operatorio

Según Zoonosis de Quilmes “la castración es una cirugía mayor con todos los riesgos y cuidados que por sí misma representa. El propietario será completamente responsable de los cuidados post operatorios, siendo estos tan o más importantes que la cirugía misma. Se les debe dar de beber té con azúcar cada hora, en cantidad proporcional al animal; luego de la castración, la mascota deberá permanecer en un ambiente cálido, cerrado sin estar expuesto a las condiciones climáticas”.

“Se sugiere que sea puesto a la altura del piso donde pueda despertarse sin riesgo de caerse, con agua a disposición; no deberá ingerir sólidos hasta 12 horas posteriores al procedimiento. Es normal que los animales se despierten desorientados y que les sea dificultoso caminar. Algunos vocalizan en forma de llanto. No se deberá suministrar medicamentos de ningún tipo (aspirina, antibióticos, etc.) a menos que estos sean recetados por el veterinario; no se deberá colocar sobre la herida ningún tipo de apósito, venda, gasa, etc. Los puntos no se sacan, quedan de manera permanente por debajo de la piel.  En caso de ser un animal “callejero”, no deberá liberarlo a la vía pública en un lapso menor a 10 días posteriores al procedimiento”, agregan.