El intendente Martiniano Molina supervisó el operativo de tránsito desplegado el viernes pasado por policía de la provincia y agentes de la Secretaría de Seguridad y Ordenamiento Urbano de Quilmes.

En la oportunidad, se controlaron 112 autos, 55 motos, se identificaron 365 personas y se secuestraron 7 motos en la intersección de las avenidas San Martín y Zapiola, Bernal.

El operativo fue supervisado por el intendente de Quilmes, Martiniano Molina y el titular de la Jefatura Departamental, comisario inspector Carlos Abraham Domínguez, quienes resaltaron que son operativos de interceptación vehicular para prevenir delitos y accidentes. En los mismos se establece la identificación de personas, el impedimento de ciudadanos y la verificación de la documentación obligatoria para circular.

Estas acciones fueron desarrolladas en forma conjunta por efectivos del Comando de Patrullas Quilmes, comisaría Segunda de Bernal y personal de la Dirección General de Tránsito.

Las autoridades municipales indican que para poder circular, es necesario contar con licencia de conducir vigente y habilitante para el tipo de vehículo; documento nacional de identidad; cédula de identificación de vehículo -conocida como cédula verde-; permiso para circular -cédula azul- o autorización ante escribano; oblea y certificado de la revisión técnica obligatoria; comprobante del seguro en vigencia; y en caso de viajar en moto, hay que usar siempre el casco y un calzado que se asegure a los pedales.