Los inconvenientes con Edesur parecen no cesar para algunos vecinos del distrito. Tal es el ejemplo de uno de ellos -oriundo de Villa La Florida- que, desde hace años, está reclamando que le cambien un poste que está cayéndose de a poco y dañado de base.

256 entre 873 y Mosconi es la calle en cuestión. Allí, desde hace dos años Miguel está llamando constantemente a la empresa encargada de brindar energía para que lleven a cabo el cambio del palo que está sobre la vereda de su vivienda, más precisamente a metros de la entrada a uno de sus garajes.

De todas las veces que informó sobre el problema, sólo dos se acercaron a constatar dicho llamado pero no hicieron más que poner una cinta de peligro e irse.

“Hace un montón que tengo esto así y hasta el día de hoy no tengo una solución; el palo está completamente fuera de la posición agarrado con el cable del medidor de la casa de al lado, que el mismo con cualquier tormenta o viento fuerte se va a cortar y provocar que el poste caiga. Va a producir un daño enorme eso”, manifestó el lugareño.

Asimismo, el vecino añadió que el barrio tuvo varios problemas con la falta de luz. Una habitante llegó a estar una semana a oscuras: “hicimos la queja y no aparecieron hasta después de cinco días. Fue un agobio estar así, no se puede creer, porque después la boleta hay que pagarla igual y sin descuento. Cada vez me aumentan más”, expresó.