La Asociación Civil Caballos de Quilmes, junto a dos ciudadanas, Luciana
Depaola y Rocío Roizentul, presentaron un Recurso de Amparo a través del
cual se exige a la Municipalidad de Quilmes la inmediata puesta en práctica de la Ordenanza Municipal que prohíbe la Tracción a Sangre en el distrito.

Desde la ONG, asimismo, explicaron que “presentando dicho Recurso, el
Tribunal Oral en lo Criminal N°5 (que fue sorteado) lo declara inadmisible, sin cuestionar el daño que la Tracción a Sangre equina ocasiona en nuestro distrito en todos los sentidos. Por tal motivo es que nuestro letrado Leonardo Carlos Barnabá apela ese pronunciamiento”.

Cabe destacar que el miércoles pasado, en horas de la tarde, la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de la Provincia de Buenos Aires, notificó que su fallo fue favorable al pedido de Caballos de Quilmes, declarando admisible dicho Amparo.

De acuerdo a lo expresado por las proteccionistas, esto significa que “prima
facie no se puede descartar que existe daño actual en los caballos que traccionan a sangre en Quilmes, máxime cuando el propio tribunal oral admitió que estos sucesos son de público conocimiento. Por ello, corresponde la vía del amparo; y a su vez que la Municipalidad de Quilmes deberá responder al amparo. Ahora a la espera de que ello suceda”.