El sábado a las tres de la mañana, delincuentes quisieron ingresar a una vivienda localizada en San Juan y Sáenz Peña. La pareja que la habita notó unos “ruidos extraños que venían de afuera”, y encendieron las luces de la casa. Frente a esto, los dos hombres huyeron de la locación.

“Nos salvamos de pura casualidad”, indicó la vecina.

Durante meses, los quilmeños del perímetro reclaman a la Policía su presencia ya que hubo entraderas y denuncian robos a plena luz del día en la zona oeste de este partido. Algunos indican que “la zona está liberada”.