Trenes Argentinos Operaciones analiza reimplantar esta modalidad de la línea Roca, que fue interrumpida hace aproximadamente cuatro años. En las últimas semanas se desarrollaron viajes de prueba entre Plaza Constitución y La Plata vía Quilmes a fin de evaluar la posibilidad de volver a prestar servicio.

Fuentes consultadas por Nueva Época señalaron que uno de los puntos a considerar es que en la estación La Plata no hay andenes bajos operativos para que la formación pueda detenerse, lo que podría solucionarse con unas planchas metálicas que compensen la distancia entre el escalón del coche y el andén. Esta solución, cabe recordar, ha sido adoptada para los servicios que tienen como cabecera la estación Retiro San Martín, cuyos andenes son elevados.

Otro punto problemático es que la implementación de los rápidos, que en principio serían uno por la mañana y otro por la tarde, obligaría a modificar el diagrama de servicios para que esta modalidad de transporte pueda tener un buen rendimiento.

Actualmente, en el tramo Plaza Constitución – Berazategui la frecuencia es de 12 minutos y el ramal cuenta con escasas vías de sobrepaso, siendo Quilmes, Berazategui y Villa Elisa las únicas estaciones que cuentan con vías terceras electrificadas, a las que podrían desviarse los eléctricos para dar paso al rápido.

Las pruebas se cumplieron con formaciones CNR de larga distancia (locomotoras CKD, coches de clase pullman y turista), desestimándose toda posibilidad de utilizar en el corredor los trenes Talgo IV apartados de servicio desde 2013.

Cabe recordar que el servicio rápido “diferencial” a La Plata operó entre julio de 2012 y agosto de 2015. Contaba con paradas intermedias en City Bell y Villa Elisa. En agosto de 2015, junto con el resto de los servicios vía Quilmes, fue suspendido para dar paso a la electrificación. Sin embargo, una vez completadas esas obras, no fue reimplementado.