Hace días comenzó a funcionar Rinconcito de Luz, ubicado en Los Naranjos 833. La idea, en palabras de los impulsores, es sumar una biblioteca y una huerta orgánica al espacio.

Sara, la dueña de la casa, comentó: “Con mi nena fuimos a caminar por el barrio y encontramos muchos chicos que tenían necesidades y siempre estuvo la idea de hacer un merendero. Luego, con el apoyo de unas donaciones que recibimos le fuimos dando forma y la idea a futuro es
también ampliarlo a un comedor, un espacio que sirva como biblioteca donde los chicos puedan hacer la tarea”.

Afirmó que hasta el momento hay una base de aproximadamente quince chicos para empezar: “la verdad es que avisamos a último momento, seguramente se irá ampliando, sobre todo porque esta es una zona muy afectada por las inundaciones, estamos a unas dos cuadras del río”.

En tanto que añadió: “agradezco a Diego Casal, Mario Sebastián Parodi y mi
familia por el apoyo que me dieron”.

Para donaciones, se encuentra disponible la línea 11-6751-1949 o directamente acercarse a Los Naranjos 833. Actualmente las principales necesidades pasan por alimentos, como leche en polvo, harina, grasa
y alimentos no perecederos, como también ropa, útiles escolares y libros.