El Cuerpo de Delegados de SUTEBA Berazategui rechazó la separación de la
docente Jorgelina Pereyra, de la Escuela Agraria Nº 1 del distrito.

El citado cuerpo, del cual es miembro la docente aludida, denunció que se da lugar “a acusaciones sobre hechos que no constituyen faltas en sí mismas, como por ejemplo la organización y desarrollo de un acto escolar obligatorio que estuvo debidamente planificado y enmarcado en los lineamientos del diseño curricular vigente, por una fecha del calendario escolar, como es el 24 de marzo, con la presencia del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia de Berazategui, la Agrupación HIJOS e inclusive un inspector de enseñanza y otros hechos que, de haber ocurrido, no son estricta ni principalmente responsabilidad del rol que la docente ejerce en la institución, donde se caracteriza por su compromiso con la defensa de los Derechos Humanos y la Escuela Pública”.

Desde el gremio docente que conduce en Berazategui Miriam Marinozzi, se
aclaró que “la DGCyE cuenta con un programa de Derechos Humanos y
Educación, que promueve abordar la problemática de los Derechos Humanos desde una perspectiva amplia y compleja, concibiéndolos como derechos sociales, inherentes a la condición humana, producto de luchas y conquistas históricas”.

Además el programa menciona que: “la línea de acción está basada en la
reflexión acerca de nuestro pasado reciente, sobre la última dictadura cívico militar, en el intento de promover un debate profundo en la comunidad educativa acerca de las causas políticas y económicas que hicieron posible esta etapa terrible de la historia argentina”.

Y agrega que la “educación se transforma en el ámbito adecuado para el
conocimiento de los derechos humanos para que todos los actores del sistema se apropien de ellos”.

A la docente se le inicia un sumario por denuncias de madres que indicaban que el evento conmemorativo dado en la escuela por el 24 de marzo se había “convertido en un acto político”. La dirección institucional aplica el artículo 139 del estatuto docente -se le adjudican faltas presuntivamente graves- y Pereyra es desafectada de su cargo.