Desde hace tres meses que Martín Medina, quien se desempeña como recolector de residuos del Municipio de Quilmes, lleva adelante el merendero “Pinocho” junto a un grupo de vecinos y vecinas de Villa La Florida.

La iniciativa nació con la idea de “sacar a los chicos de la calle”, posibilitándoles por lo pronto acceder a una taza de leche caliente o mate cocido en esta época del año donde las bajas temperaturas ya dicen presente: “somos catorce vecinos de La Florida, en realidad la mayoría son mujeres, y armamos esto porque vemos y vivimos diariamente la necesidad del barrio. Yo trabajo en la recolección de la basura y de vez en cuando nos dan facturas y otros alimentos, entonces los agarré y empecé a repartir en el barrio. Después comenzamos a hablar con algunos vecinos porque veíamos cada vez más chicos con necesidades. Le pedimos a una vecina a quien le donábamos, si ella podía poner la casa ya que tenía lugar, y nosotros nos encargábamos del resto. Y así fue como nació esto”, comentó Medina.

Ubicado en 853 y 884, el merendero en un principio recibía dieciocho chicos. Ahora son aproximadamente sesenta, y es por eso que tanto Martín como el grupo de mujeres que lo acompañan decidieron redoblar los esfuerzos: “son todas mujeres excelentes, cocinamos, amasamos, preparamos todo ahí. La gente colabora porque ve que lo hacemos con cariño y de todo corazón, aunque es muy difícil poder mantenerlo. Hoy por hoy, lo que más necesitamos es un techo porque estamos al aire libre y se complica ahora con el frío o los días de lluvia. También las mesas y los bancos no alcanzan. Tratamos de separar a los chicos por edades, por un lado los más chiquitos y por otro los más grandecitos”, señaló.

El merendero funciona lunes, miércoles y viernes de 16.30 a 18 horas, pero la intención es que el proyecto crezca y se convierta en un espacio recreativo y de aprendizaje. Así lo remarcó Medina: “queremos que en el futuro esto sea un lugar donde puedan estudiar y tener otras actividades. Lo que más queremos es sacar a los chicos de la calle, porque no está buena la calle y ellos tienen que estar tranquilos y contenidos en un lugar. Por el momento podemos brindarles algo caliente tres veces por semana, y lo que sobre se lo llevan para la casa. Tratamos de hacer bastante para que no le falte nada a nadie”.

Quienes quieran colaborar con el merendero Pinocho, pueden comunicarse con Martín al 15-4405-2679 o vía Facebook en la página Merendero Pinocho.