En la Unidad Penitenciaria 57 Campana, especializada en el tratamiento de internos jóvenes adultos, abrieron una biblioteca con más de 2000 ejemplares, en tanto que un grupo de veinte internos recibió sus certificados como egresados del Curso Mediadores del Conocimiento.

Las donaciones, de diversos autores y géneros, provienen de editoriales, organismos de gobierno, particulares y de una red de bibliotecas. Además, desde la Dirección General de Administración del Ministerio de Justicia gestionamos estanterías metálicas nuevas con cuatro estantes cada uno, para destinarlas como bibliotecas. También cuenta con sillas, escritorios y dos computadoras en la cual se llevará el inventario de los libros.

La biblioteca fue bautizada “Fabiana Tuñez”, quien es la titular del Instituto Nacional de la Mujer, y fue distinguida recientemente como una de las cien personas más influyentes en materia de género, por la tarea que desempeña en favor de los derechos de las mujeres.

“Este trabajo le sirve mucho a ustedes internamente, porque nutrirse de conocimiento, cultura y formación es una inversión absolutamente diferencial para su futuro”, afirmó el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, y remarcó que “las palabras, las lecturas y los libros abren puertas y representan un primer paso hacia la libertad”.

En tanto, el programa Mediadores del Conocimiento consiste en la capacitación de internos en Literatura, a través de un taller teórico-práctico. Al finalizar, en la Unidad donde se desarrolló el emprendimiento se recibe la donación de una biblioteca móvil.

Con esta iniciativa buscan “que los internos desarrollen un rol activo como sujetos de saberes y actúen como mediadores o agentes de difusión del conocimiento entre sus pares”.

El Programa comenzó a desarrollarse en el año 2017, donde se implementó en las Unidades 8 y 33 Los Hornos, 12 y 18 Gorina; 21 y 41 Campana, 28 y 36 Magdalena, 32, 42 y 54 Florencio Varela, 46, 47 y 48 San Martín. El año pasado continuó en las Unidades 1 y 26 Olmos, 8 y 33 Los Hornos, 9 La Plata, 12 y 18 Gorina, 45 Melchor Romero, 21 y 41 Campana, 36 Magdalena, 42 Florencio Varela, 39 Ituzaingó, 40 Lomas de Zamora y 15 y 44 Batán.

Con el curso finalizado en la Unidad 57, ya son 23 los establecimientos carcelarios de la Provincia que cuentan con bibliotecas móviles.

En todas las unidades se realizaron, además de los talleres de literatura, actividades como charlas y entrevistas abiertas con distintos profesionales.

Cambio de paradigma

La Unidad 57 fue inaugurada por la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal en febrero pasado y tiene como objetivo central el tratamiento de jóvenes adultos privados de la libertad para sacarlos del circuito delictivo y mejorar la seguridad ciudadana.

Los jóvenes que aloja la Unidad 57 tienen que firmar un acta de convivencia y en el penal reciben formación intensiva en oficios y educación formal.

Al respecto, Ferrari comentó que “esta unidad pone foco en la plena ocupación de sus residentes con un abordaje asistencial intensivo. Es una decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal dar una segunda oportunidad a los jóvenes en conflicto con la ley. Por eso el objetivo es que los allí alojados reciban educación y capacitación laboral”.