Durante los últimos días se volvieron a vivir interrupciones de energía en el distrito. Algunos de ellos en zonas céntricas. Uno de los principales problemas se registró sobre Hipólito Yrigoyen desde Las Heras hacia Alberdi, en donde una importante cantidad de comercios quedaron sin energía durante horas.

“Es un problema. Nosotros estamos funcionando sin todas nuestras
posibilidades por este inconveniente. Nos limita la cantidad de servicios, incluso la carga de SUBE”, comentó un empleado farmacéutico. Por otra parte, Marcelo Echeverría, comerciante, añadió: “nos preocupa saber cómo se va a resolver. Pensábamos que luego de que volviera ya no iba a haber problemas, pero hoy nos encontramos con esto”.

Desde EDESUR habían asegurado mediante redes sociales que el servicio se
había restituido al cien por ciento y sostuvieron mediante un comunicado que “el Servicio Meteorológico Nacional emitió una alerta por lluvia y tormentas intensas que abarca el área de concesión de EDESUR. Las malas condiciones climáticas pueden generar afectaciones en el servicio debido a inundaciones en áreas urbanas. Si en tu barrio ves un cable caído, ramas sobre la red o instalaciones anegadas, no te acerques. Llamanos al 0800-333-3787 o por mensaje privado vía Facebook o Twitter”.

También, en Bernal

Por otro lado, en la zona de Villa Crámer, Bernal, un corte de luz afectó
durante más de doce horas a los vecinos: “es una vergüenza, siempre tienen alguna excusa. Las tarifas siguen aumentando y el servicio sigue siendo igual de deficiente que años atrás. Acá hay gente mayor o comerciantes a los que esta situación les afecta muchísimo. Es lamentable tener que acostumbrarnos a este tipo de situaciones”, señaló Luciano Ventura, uno de los lugareños afectados por la falta de suministro eléctrico.