Miembros del sindicato docente SUTEBA se acercaron a la sede de IOMA de
Garibaldi entre San Martín y Alem, en el centro quilmeño, para pedir explicaciones sobre el estado actual de la delegación, que podría ser completamente desalojada en los próximos días.

Débora Procaccini, titular del sindicato, dialogó con los medios presentes: “en realidad venimos a entregar una nota para pedir explicaciones a IOMA Provincia, porque ni IOMA local tiene información sobre los traslados. Sabemos que ya han sacado cuatro computadoras y cuatro escritorios para llevar a la delegación municipal de 12 de Octubre y Vélez Sarsfield, donde funcionaría la delegación de Quilmes Oeste, pero el sistema no está instalado ahí. Las dudas que nos quedan son los afiliados de Quilmes Centro, Bernal y Don Bosco que no tendrían a donde ir porque hay delegaciones en Solano y Ezpeleta pero no sabemos en qué quedaría la zona del centro de Quilmes. No hay información oficial alrededor de IOMA Provincia así que ese el problema”.

Asimismo, agregó: “al no tener el sistema informático, los empleados se llevan los trámites a sus casas y usan sus computadoras personales para resolver los problemas de los afiliados. Tenemos miedo que el hilo se corte por lo más delgado que son los pacientes oncológicos y que se interrumpan esos trámites. El resto con un poco de demora se está solucionando, ni siquiera los empleados saben qué va a pasar”.

Sobre los dichos sobre falta de luz y de pago de alquiler de los inmuebles,
señaló: “la falta de luz, que es lo que nos están diciendo, no es verdad, eso se solucionó. Lo que sí es cierto es el no pago del alquiler por lo que podría haber un desalojo en los próximos días. El problema es que seguimos sin información oficial”.