La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) emitió un comunicado frente a la reunión que afirman se produjo el lunes 15 por la mañana entre autoridades del Hospital Fiorito de Avellaneda y un grupo reducido de jefes de servicio de esta institución de la salud.

“Queremos manifestar nuestro más enérgico repudio al uso proselitista que el Ministro de Salud bonaerense, Andrés Scarsi, viene haciendo de las recorridas y reuniones de carácter institucional en diferentes Hospitales Públicos”, indica el comunicado.

Asimismo, expresan sobre el encuentro del lunes: “no podemos dejar de denunciar la ausencia en dicha reunión de profesionales de áreas que padecen graves dificultades y la omisión de los gremios en la misma. En año electoral, lo que el Ministro muestra como diálogo y gestión es una fachada que intenta esconder la carencia de políticas sanitarias efectivas durante los tres años de Gobierno de María Eugenia Vidal y el olvido de nuestro Hospital y de la Salud Pública en general.”

“Mientras el Ministro se ufana de su capacidad de “conversar” y “compartir avances” hace más de un año que en el Hospital Fiorito la calefacción de los consultorios externos se encuentra fuera de funcionamiento. Además, por si fuera poco, la seguridad sigue siendo una promesa incumplida y, de acuerdo a lo informado recientemente, el fondo de reemplazos de guardia se redujo a la mitad, sin tener en cuenta que transitamos un mes donde aumentan las patologías invernales y las licencias por vacaciones”, continúa el escrito.

Sobre el personal del hospital indican: “Expresamos nuestra profunda preocupación porque hay compañeros y compañeras que hace más de tres años que siguen esperando sus designaciones de ingreso a la planta profesional o sus jefaturas”.

Y finalizan: “Por todo lo expuesto, desde CICOP Seccional Fiorito instamos a los funcionarios a separar la gestión o mejor dicho la ausencia de ella de la carrera electoral en la que se hallan inmersos. Les pedimos, asimismo, tener al menos la honestidad intelectual de notificar debidamente la naturaleza de las reuniones a las que son citados “algunos” de los integrantes de los equipos de salud”.