Las escuelas “no están equipando a los jóvenes con las habilidades que necesitan para navegar la revolución tecnológica“, advirtió el Secretario General de la ONU, António Guterres, en un mensaje publicado para conmemorar el Día Internacional de la Juventud, celebrado el 12 de agosto.

Transformar la educación es el tema de este año, que llega en un momento en que el mundo enfrenta una “crisis de aprendizaje”, dice Guterres, y añade que los estudiantes no sólo necesitan aprender, “sino aprender a aprender“.

El Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (DESA), que está coorganizando la celebración junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), dice que las estadísticas demuestran que aún se requieren transformaciones significativas para que los sistemas educativos sean más inclusivos y accesibles : sólo el 10% de las personas completó la educación secundaria superior en países de bajos ingresos; al 40% de la población mundial no se le enseña en un idioma que hablen o entiendan completamente; y más del 75% de los refugiados en edad escolar secundaria están fuera del sistema.

Asegurar el acceso a una educación inclusiva y equitativa, y promover el aprendizaje permanente, es uno de los objetivos de la Agenda 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible, y el Día Internacional de la Juventud 2019, presentó ejemplos que muestran cómo la educación está cambiando para enfrentar los desafíos modernos.