El Sporting se consagró campeón de la Liga Metropolitana de Básquet 2019 luego de vencer a Institución Sarmiento 75 a 74 en la final. El encuentro se disputó el lunes 19 de agosto en el microestadio de River Plate. La figura de la noche fue Matías Núñez con 21 puntos y 14 rebotes, quien fue elegido el jugador más valioso de la definición.

El partido fue parejo de principio a fin. Ambos equipos demostraron que fueron los dos mejores del torneo porque no lograron sacarse ventaja en ningún momento del juego. El cuarto inicial terminó en favor de Sarmiento 19 a 18. De igual manera se desarrolló el segundo parcial, con los dirigidos por Gustavo Petrantonio un poco más finos en ataque, lo que les permitió irse al entretiempo 38 a 33.

El conjunto de Wilde arrancó el tercer cuarto con una gran intensidad y logró descontar la ventaja para poner el partido nuevamente igualado. A partir de ese momento el desarrollo volvió a tornarse muy disputado, aunque el Sporting pudo cerrar arriba ese parcial 54 a 50. El último cuarto fue muy peleado en el que los dos equipos dejaron todo para quedarse con el torneo. Pese a esto, ninguno pudo imponerse en el tanteador, que quedó en 67 por lado. 

En los cinco minutos de suplementario, nuevamente el partido se mantenía cerrado tanto en el resultado como en el juego. Fue punto por punto hasta los segundos finales, en los que Matías Andujar anotó uno de los libres, luego de haber recibido la falta de su rival. El Sporting tomó la delantera 75 a 74 con seis segundos en el cronómetro. Sarmiento no pudo anotar el último tiro, lo que le permitió festejar el campeonato al conjunto de Wilde. 

El plantel campeón de la Liga Metropolitana de Básquet 2019 estuvo compuesto por: Lucas Andujar; Matias Fernandez; Matias Nuñez; Leonardo Fabiano; Neri Ihitz; Jeremias Castillo; Sebastian Mondino; Esteban Camejo; Nicolas Gonzalez; Martin Carrizo; Mirko Toman; Donato Vasallo. Su técnico: Martín Pulleiro.

Ihitz comentó su felicidad por haber conseguido este logro: “Ser campeón en la primera Liga Metropolitana con Wilde es algo único. Si bien ya había jugado varias veces con Racing este torneo, vivirlo en el club donde me crié no tiene explicación. Y sobre todo de la manera que fue, pasamos de no tener presupuesto para comprar una pelota, a movernos e intentar conseguir de donde sea los fondos para bancar la liga. Este resultado es el premio al esfuerzo de todos los que queremos al club y resignamos miles de cosas para estar donde hoy estamos. Es un momento único que todos los que sienten el club como yo van a llevarlo adentro siempre”.