Vecinos de Quilmes denuncian que durante meses reclaman al municipio arreglos de luminaria en la cuadra del bajo vías de Saavedra entre Yrigoyen y las vías del tren.

“A la noche esto es una boca de lobo. Da miedo caminar por acá. El centro de día está lleno de gente que va y viene, pero cuando cierran los negocios y se vuelven todos a sus casas, nosotros que venimos y los que vivimos acá estamos expuestos a que nos pasen cosas”, indica una vecina.

Asimismo, reiteran los reclamos sobre las “malas condiciones del bajo vías, que tiene las veredas rotas, no pueden pasar los que usan silla de ruedas ni carritos de bebé porque el ancho de la rampa no da. Abajo de todo es oscurísimo. Al ser una calle cortada pareciera que a nadie le importa todo lo que hay que arreglar. Al municipio no le preocupa nuestra seguridad ¿Qué tiene que pasar para que vengan y hagan algo?¿Están esperando que pase a mayores?”, finalizan.