El jefe comunal asistió a un encuentro de camaradería en el que hizo entrega de 12 cupos de cuarteleros (3 por institución), que se sumarán al personal ya existente en cada destacamento.

El intendente Martiniano Molina compartió un encuentro de camaradería con los integrantes de los cuatro cuarteles de bomberos voluntarios del distrito: Quilmes, Bernal, La Florida y San Francisco Solano, donde destacó “el gran trabajo que hacen en equipo para cuidar a todos los quilmeños”.

En la ocasión, Molina hizo entrega de tres cupos de cuarteleros para cada institución. “Ante las bajas jubilatorias de diversos integrantes y entendiendo la necesidad de mantener un cuerpo activo que pueda dar respuesta a las innumerables acciones que llevan a cabo día a día, es que tomé esta decisión”, explicó.

El encuentro se desarrolló en las instalaciones del cuartel de bomberos de San Francisco Solano y, en la oportunidad los anfitriones entregaron al intendente un reconocimiento para agradecer el compromiso que siempre tuvo con la institución.

Del evento también participaron el jefe de gabinete Guillermo Galetto, la secretaria de gobierno María Ángeles Sotolano, el coordinador de Emergencias, Protección Civil y Movilidad Urbana, Juan Manuel Mendizábal, autoridades de los Bomberos Voluntarios de Bernal, San Francisco Solano, La Florida y Quilmes, Rotary Club, SAME y demás funcionarios de la gestión.