Una nueva herramienta de inteligencia artificial fue lanzada este jueves en la ONU para contribuir a generar alianzas e intercambiar soluciones exitosas en América Latina y el resto del planeta.

La colaboración entre países del sur global ofrece un “camino único” que nos acelera hacia los objetivos clave de desarrollo sostenible para 2030, dijo el jueves el Secretario General de la ONU, en un evento conmemorativo por el día Internacional de la Cooperación Sur-Sur.

Las últimas décadas han demostrado el poder de la cooperación Sur-Sur para avanzar en el desarrollo sostenible.

“Las últimas décadas han demostrado el poder de la cooperación Sur-Sur para avanzar en el desarrollo sostenible. Impulsada por un espíritu de solidaridad, respeto por la soberanía nacional y la igualdad de asociación, la cooperación Sur-Sur ha ofrecido soluciones concretas para los desafíos de desarrollo compartido “, dijo Antonio Guterres.

Agregó que las asociaciones entre países del sur marcaron un camino de progreso en el mundo en desarrollo: más niños reciben educación; las tasas de mortalidad infantil y materna se redujeron a casi la mitad; y se vieron fuertes reducciones en la pobreza extrema.

Además, las salidas de inversión extranjera directa del Sur ahora representan un tercio de todas esas inversiones, así como una cuarta parte del comercio mundial entre países en desarrollo.

El Secretario General sin embargo advirtió que, a pesar del progreso,  el ritmo actualmente no es lo suficientemente rápido como para cumplir con la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, cuando unos 2400 millones de personas, la mayoría habitantes del sur, no tienen un saneamiento adecuado, y más de 840 millones carecen de electricidad y agua potable.

“Estos son claros recordatorios de que incluso cuando los países obtienen mayores ganancias económicas, debemos trabajar para garantizar que la prosperidad se comparta más ampliamente”, instó.

Los objetivos de Cooperación Sur-Sur incluyen fomentar la autosuficiencia de los países en desarrollo, aumentar la cantidad y mejorar la calidad del desarrollo y la cooperación internacional, fortalecer las capacidades tecnológicas y permitir que los países en desarrollo logren un mayor grado de participación internacional, entre otros.