Ante más de 150 dirigentes de 70 entidades de bien público de la ciudad reunidos en el club Quilmes Oeste, la organización que nuclea a los clubes de barrio del distrito brindó detalles sobre los alcances y puntos principales de la ordenanza 13.133/19, de “Normalización jurídica y administrativa de los clubes de barrio de Quilmes”.  

El presidente de la Unión de Clubes de Barrio de Quilmes, Diego Indycki, comentó: “esta norma nos abre una oportunidad inédita: en primer lugar, es un reconocimiento a la importancia del trabajo de los clubes para la comunidad, que no sólo es deportivo, sino que hoy incluye a la cultura, la educación, la ayuda social, la capacitación, y son espacios de encuentro y contención, que llega a muchos espacios y familias donde el Estado se muestra ausente”.

Indycki expresó que “esta ordenanza marca un antes y un después en la relación con las administraciones municipales de turno, ya que hoy los clubes de Quilmes cuentan con la fuerza que les otorga la ley”.

“Acordamos reunirnos de manera mensual, previo a las reuniones del Consejo Asesor, para consensuar los temas a llevar a la mesa de discusión, como las prioridades de obras para ser incluidas en el Fondo de Infraestructura, y hacer un trabajo ordenado para la inscripción en el Registro”, agregó el presidente de la unión. 

Asimismo, el concejal David Gutiérrez (Polo Social), quien presentó el proyecto de ordenanza consensuado por los clubes y que fue aprobado en enero de este año, destacó: “esta ordenanza es un punto de partida, pero sólo el primer paso ya que aún hay muchas cosas por hacer. Por ejemplo, seguir exigiendo una tarifa social (del 70 % de la actual) en los servicios públicos, o la condonación de las deudas de tasas municipales a los clubes y entidades que colaboran de manera permanente, gratuita y desinteresada con el Estado municipal, provincial y nacional”.

Asimismo, estuvo presente el presidente de la Unión Nacional de Clubes de Barrio, Claudio Rial, quien destacó el trabajo de los clubes de Quilmes e insistió en “la necesidad de la reglamentación de la ley nacional de clubes, que prevé cuestiones como la tarifa social, la cesión de los terrenos fiscales ocupados por clubes durante más de tres años y la inembargabilidad de las instituciones por deudas impositivas o de servicios”.

Finalmente, los organizadores de la charla recordaron que la Unión de Clubes de Barrio de Quilmes se encuentra a disposición de todos los clubes que deseen asesoramiento y/o información, tanto en su sede de Moreno 854 en Quilmes centro (lunes a viernes de 16 a 19) en las redes sociales (Facebook e Instagram uniondeclubesdebarrioquilmes) o por whatsapp (1155849399).

Puntos principales de la ordenanza

  • La Ordenanza Nº 13133/19 tiene como objetivo la “normalización jurídica y administrativa de los clubes de barrio de Quilmes. Está dirigida a o Clubes de Barrio a aquellas Asociaciones de Bien Público constituidas legalmente como Asociaciones Civiles sin fines de lucro, con menos de 2000 socios activos, que tengan por objeto el desarrollo de actividades deportivas no profesionales en todas sus modalidades y que faciliten sus instalaciones para el cumplimiento efectivo de una función social ya sea deportiva, recreativa, social y/o cultural.
  • Creación del Registro Único Municipal de Clubes de Barrio (R.U.M.C), para llevar un registro actualizado con los clubes de barrio del partido de Quilmes con su respectiva documentación.
  • Las Entidades que no posean Reconocimiento Municipal como Entidad de Bien Público y/o Personería Jurídica otorgada por la DPPJ podrán inscribirse igual en el Registro, debiendo en un plazo de dos años desde su inscripción, iniciar los trámites para la obtención del Reconocimiento Municipal y/o la obtención de la Personería Jurídica por ante la Dirección Provincial de Personas Jurídicas (DPPJ) de la Provincia de Buenos Aires.
  • Creación del Consejo Asesor de Clubes de Barrio, para asesorar al intendente municipal y sus funcionarios en todo lo concerniente a los clubes de barrio del distrito y presentarle propuestas para una mejor atención y defensa de los mismos; proponer acciones para el fortalecimiento, desarrollo y crecimiento de los clubes de barrio en el ámbito nacional, provincial y municipal, entre otros.