Alberto “El Polaco” Figaj fue un vecino que trabajó en el Club San Francisco, logrando avances dentro de la institución y se lo recuerda como alguien ocupado en el bienestar de toda la comunidad. La parada de colectivos ubicada en calle 137 y 19 lleva su nombre, en homenaje a su enorme labor.

La iniciativa surgió a partir de la idea de Marcelo Córdoba, quien se acercó al Concejo Deliberante de Berazategui y presentó el proyecto que se aprobó con la ordenanza N° 5.763: “Esta parada la logró él, siempre buscaba que los vecinos no se mojaran. Siempre cuidándote, siempre pensando en el otro. El ‘Polaco’ era único, por eso hoy esta parada lleva su nombre”. 

Figaj había incorporado bancos y un contrapiso con baldosas en el tradicional punto de detención de micros ubicado frente a su casa. Hoy, el espacio suma un refugio, iluminación led y un cantero con flores.

Anahí Figaj, su hija, recordó: “Se dedicaba a lo social, le gustaba ayudar a la gente y al barrio.”