Nueva Época recibió denuncias de clientes del banco Santander Río, sucursal 043 de Quilmes, sito en Av. Hipólito Yrigoyen, en las proximidades de un conocido hipermercado cercano al centro comercial a cielo abierto y la estación. Uno de ellos dice haber estado “preso durante más de una hora” para hacer una “simple operación de caja”, que por su monto no podía hacer vía cajero automático.

El cliente acercó a NE los tickets que acreditan el horario de ingreso y de atención en caja, que demuestran que el usuario del servicio entró al establecimiento bancario a las 02:20:08 (14 horas), y fue atendido a las 15:26:56, es decir, casi a las 15:27 horas, con una espera de 1 hora y 5 minutos.

Informaron, también, que dentro de la sucursal hubo un fuerte descontento generalizado
de cantidad de clientes que tuvieron que transitar por la misma situación, muchos de los cuales expresaban que “es usual la demora en que te atiendan. Hoy por ejemplo, había solamente dos personas atendiendo”. Algunos afirmaron tener que “suspender turnos en el médico” y deberes posteriores, indicando una “verdadera privación de la libertad”.