La banda llegó al Club Tucumán para cerrar la gira Siempre Libre Tour 20 años. Con casi dos horas de show, los liderados por Joaquín Levinton hicieron vibrar a una sala que estuvo lejos de estar llena.

Turf llegó el pasado viernes 15 de septiembre al Club Tucumán de Quilmes para cerrar la gira con la que vienen recordando desde mayo los veinte años de la publicación de Siempre Libre, su segundo disco, y que comenzó en Niceto Club.

A las diez se abrieron las puertas y menos de veinte minutos después ya estaban sobre el escenario los integrantes de Al Solo, la primera de las dos bandas elegidas para abrir la noche. Cerca de cincuenta minutos de show le dieron paso a los cordobeses de I Griega que finalizaron su show con un Club Tucumán que empezaba a sumar público.

Minutos después de la medianoche las luces se apagaron, la música de ambiente se cortó y la banda liderada por Joaquín Levinton apareció sobre el escenario para abrir la noche con Siempre Libre, la primera canción del disco homónimo.

Desde ese momento y hasta la una de la madrugada se sucedieron una tras otra las trece canciones de ese disco. Ahí la banda se despidió pero solo por unos minutos ya que, luego de volver al escenario, tocaron cerca de una hora más mezclando clásicos de todas las épocas con canciones de Odisea, su disco más reciente.

A cuatro años de su reunión definitiva, Turf logró que los presentes retrocedieran dos décadas en el tiempo para disfrutar los éxitos que hicieron conocida a la banda al final de la década de los 90.