La diseñadora quilmeña Melisa Klaseen habló con el intendente Martiniano Molina de las propiedades de Irohiro, un juguete pensado para niños diagnosticados con autismo y TDAH: “El proyecto nace de una idea muy sencilla, es un juego que permite girar el cuerpo entero, de uso universal e inclusivo, para todos los niños y cuidado para nenes con discapacidad. Martiniano Molina está muy alineado con el tema sustentable, el aprendizaje de la escuela Waldorf. Es importante impulsar el pensamiento inclusivo y difundir estos concursos porque son espacios que tienen que crecer”, aseguró Klassen.

Es fundamental acompañar los emprendimientos que ayudan a la estimulación sensorial y al desarrollo de personas con autismo”, indicó Molina, al recibir a Klassen, finalista del concurso nacional de diseño de juguetes inclusivos “Juguemos Juntos”, de la Fundación FUNDALC.

El jefe comunal se interiorizó sobre las propiedades de los juegos inclusivos y la estimulación del sistema sensorial vestibular para el movimiento, el equilibrio y los desplazamientos.

“Juguemos Juntos” es el primer certamen que premia el diseño de juguetes para niños con discapacidad visual, auditiva, cognitiva, motriz, o dentro del espectro autista.