Más de 300 personas participaron de una marcha el pasado 12 de noviembre que finalizó en el edificio municipal con la entrega al intendente de un petitorio donde se pide la detención total de las obras en la costa de Hudson.

Más de 300 personas, entre estudiantes y vecinos, marcharon el jueves 12 de diciembre en el centro de Berazategui para pedir la detención de las obras que actualmente se realizan en la costa de Hudson.

El objetivo de la movilización, que recorrió el tramo de la avenida 14 que va desde la Plaza de los Bomberos hasta el edificio de la Municipalidad, era entregar un petitorio acompañado de más de mil firmas que los integrantes de la Asamblea Hocó recolectaron en todas las actividades que realizaron desde fines de octubre.

A pesar de ser recibidos por un cordón policial que evitaba que los asambleístas ingresaran a la plaza del edificio el subsecretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Oscar Deina, se hizo presente y medió para que un grupo pudiera ingresar y entregarle el petitorio en la mano al intendente Juan José Mussi.

Aunque el propio Mussi anunció el día de su asunción como mandatario de que paralizaría las obras con un decreto, quienes se encuentran movilizados por esta causa afirman que eso solo cubriría una parte de las necesidades ya que no habla de todos los barrios ni dice nada acerca de la recomposición de los ecosistemas destruidos y de la dinámica hídrica.

Desde la asamblea afirmaron que “gracias a la movilización y el trabajo de estas semanas se está generando conciencia. No vamos a parar, tenemos que seguir sumando voluntades, porque las cuestiones ambientales urgen nuestra atención. La costa tiene que ser disfrutada y respetada por todos”.