Los días 14 y 15 de diciembre se realizó una nueva edición del festival de cortos al aire libre en el parque de la estación de Ranelagh. Los ganadores de esta edición fueron Una cabrita sin cuernos y Son cinco cuadras.

El fin de semana del 14 y 15 de diciembre se realizó la segunda edición del Festival Nacional de Cortometrajes al Aire Libre «Cine bajo la luna». La propuesta estuvo dirigida a toda la familia y tuvo lugar en el Parque de la Estación de Ranelagh ubicado en la Avenida Dr. Luis Agote y calle 360, de manera libre y gratuita.

La decisión de realizar esta segunda edición surgió tras el éxito del año pasado. En total, fueron 21 cortos de diversos géneros, como animación, ficción y documental, que se proyectaron entre el sábado y el domingo siempre a partir de las 20.30.

Sin embargo desde las 18.30 el público que se acercó pudo disfrutar de la presentación de espectáculos musicales en vivo, la feria de artesanos locales «Emprender» y una muestra de autos clásicos y antiguos del Autoclub de Berazategui, además de los ya clásicos food trucks.

«Es un orgullo realizar este festival de cortometrajes al aire libre por segundo año consecutivo. Se busca generar un espacio en la ciudad para la difusión de producciones audiovisuales locales y nacionales, creando además un lugar de encuentro para todos los amantes del cine», explicó Federico López, titular de la Secretaría de Cultura municipal, coorganizadora del festival, a través de su área de Industrias Creativas, junto al director y actor local Ernesto Rowe.

Por otra parte, López destacó la amplitud de la propuesta, que tiene entre sus principales objetivos acercar el séptimo arte a ese público potencial que generalmente no acude al cine: «Se trata de un evento que convoca a la familia, donde pueden encontrar Food Trucks y disfrutar de la actuación de varias bandas de música locales, confirmando este fuerte compromiso del Municipio con el desarrollo y el impulso a las producciones y expresiones artísticas de Berazategui».

Además de las proyecciones del cortometraje ganador del certamen «La escuela hace foco 2019» y de las producciones audiovisuales de los talleres de la Secretaría de Cultura, durante ambas jornadas hubo una competencia oficial de cortos en la que el público fue el encargado de elegir al mejor de todos teniendo la posibilidad de votar en el lugar (en una planilla donde figuraban los nombres de cada uno de los trabajos) y también de forma digital, a través de Instagram (@culturabe). El primer premio consistió en una obra de chapa calada elaborada por la artista local Romina Rubio.

En esta ocasión, el jurado estuvo integrado por Verónica Intile, Benjamín Naishat, Mariano Hueter, Nahuel Varela y Osky Frenkel. Los ganadores fueron los cortometrajes Una cabrita sin cuernos en la categoría Mejor cortometraje nacional y Son cinco cuadras en Mejor cortometraje de Berazategui. Por su parte, Inmaduros fue el más votado por la gente y Apnea recibió una mención especial.

Entre los números musicales, el sábado la concurrencia pudo disfrutar de las presentaciones en vivo de los grupos Nature Roots Band a las 18.30 y Socios de Tijuana una hora después, mientras que el domingo fue el turno de la Orquesta de Tango Municipal y La Nave Croydon, repitiendo los horarios del día anterior como previa a las proyecciones.