Decenas de vecinos afirmaron, en respuesta a la nota publicada por Nueva Época la semana pasada, que sufren inconveniente o se encuentran sin servicio hace más de un año y nadie le da respuestas.

La nota publicada la semana pasada en Nueva Época sobre el anuncio de que Telefónica dejaría de operar en Argentina y la consecuente falta de atención hacia sus usuarios provocó un enorme caudal de quejas de sus usuarios en las redes sociales.

Algunos de ellos decidieron comunicarse con el periódico para contar sus propias experiencias, diversas todas ellas, pero que tienen como punto en común el hecho de sentirse maltratados por la empresa.

La mayoría afirmó que se encuentran sin servicio hace mucho tiempo. Un damnificado contó que «Movistar no me arregla el teléfono de línea hace un año. Me dicen que van a venir dentro de las 72 horas y no vienen nunca y lo peor es que me lo siguen cobrando».

Por su parte, Víctor, vecino de Quilmes, afirmó que «no solo nos dejaron sin teléfonos: en mi caso, viendo que no tenía respuesta de ellos por la falta del servicio, me presente en las oficinas de atención al cliente y le di de baja para no tener problemas a futuro. Sin embargo, teniendo la baja firmada y sellada por Movistar desde hace un año y sin tener deuda alguna con la compañía, desde hace unos cuantos meses me llegan mails de una firma que se encarga de cobrar amenazando con ponerme en el Veraz si no les pagaba una supuesta deuda que ellos inventaron. Me presente en movistar y me dicen que no poseo deuda alguna, le envío a esta firma la baja sellada y firmada por la empresa pero igual siguen molestando».

En la publicación realizada por este medio en la red social Facebook, la mayoría de los usuarios coincidió en el hecho de que, después del incendio sufrido por el edificio de la empresa en Quilmes, el servicio nunca se restableció correctamente y, por más de que constantemente se afirma que el servicio técnico tiene que arribar en pocas horas, la mayoría de los vecinos lleva más de un año sin teléfono.