La movilización se realizó en cinco puntos diferentes del partido e incluyó la entrega de un petitorio de 25 puntos a las autoridades policiales. Desde el gobierno local acusaron a la oposición de convocar esta marcha con el objetivo de desgastar a la actual gestión.

Cientos de vecinos marcharon el pasado sábado, 1 de febrero, en diferentes puntos del partido de Quilmes para pedirles a las autoridades estatales y policiales medidas concretas para frenar los hechos delictivos que ocurren cotidianamente en el distrito.

La convocatoria se dio a través de las redes sociales, sobre todo en el grupo Nuevo Mapa del Delito – Quilmes, y las marchas se realizaron las intersecciones de Rivadavia y Mitre, Quilmes Centro; 9 de Julio y San Martín, Bernal Centro; Pasco y calle 189, Bernal Oeste; 12 de Octubre y avenida La Plata, Quilmes Oeste y Gutiérrez y Argentino Roca, Barrio Parque Calchaquí.

A la par de esas convocatorias, otro grupo de vecinos se dirigió a la Comisaría 3era de Quilmes para entregar un petitorio de 25 puntos entre los que destacan «la necesidad imperiosa de que la totalidad de cuadriculas y zonas sean cubiertas las 24 horas del día» y «la demostración de la existencia de un plan de seguridad ciudadana, en cual conste la custodia de plazas, corredores escolares, corredores comerciales, avenidas y escuelas públicas y privadas del partido».

Si bien reconocieron el problema, desde el Municipio afirmaron que la convocatoria responde a un plan de la oposición para desgastar al gobierno de la actual intendenta Mayra Mendoza. Incluso, desde un portal de noticias local, se acusó directamente al ex intendente Martiniano Molina y a colaboradores cercanos, pertenecientes al espacio Cambiemos, de estar detrás de la convocatoria.