Lo hizo ayer en la Casa de la Cultura. Además de los ediles locales, estuvieron presentes autoridades municipales, provinciales y periodistas. Hablo sobre los proyectos de su gobierno y dedicó parte del discurso a denunciar el hostigamiento a dirigentes kirchneristas.

La intendenta de Quilmes Mayra Mendoza abrió ayer el 138º periodo de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante local en la Casa de la Cultura. Frente a los concejales locales, autoridades provinciales y periodistas, la jefa comunal presentó sus iniciativas de gobierno.

Haciendo foco en la gestión municipal, Mendoza realizó un repaso de las distintas áreas, remarcó el estado en el que recibió las obras y destacó como uno de los problemas más graves el del acceso desigual a los servicios públicos y la deficiente recolección de la basura. En materia de servicios públicos, la descentralización será su política rectora. Se sumarán 10 nuevos camiones para la flota municipal y se llevará adelante el programa Quilmes Limpio.

Otras propuestas en diferentes áreas fueron el aumento de las cámaras de seguridad y de las luces Led, la recuperación del ex Centro Clandestino de Detención «Pozo de Quilmes», las reformas en el Hospital Oller y en las salitas, la mejora en las condiciones del área de bromatología y las campañas de vacunación, control y prevención de enfermedades como el dengue y el sarampión, la construcción del Centro de Atención de las Mujeres y Diversidades, la implementación de la Tarjeta AlimentAR para casi 20 mil titulares en Quilmes y el trabajo en conjunto con la Provincia en el programa «Arriba Pymes» que incluyó la inauguración de «Punto PyME» y el programa Quilmes compra Quilmes.

Antes que esto, y sin guardar ninguna sintonía con la enumeración de propuestas de gobierno, la intendenta realizó una valoración propia del contexto sociopolítico nacional, provincial y municipal y denunció la persecución mediática, política y judicial que, según ella y varios dirigentes del Frente de Todos, sufrieron diversos dirigentes del kirchnerismo.

Fabio Báez, titular del Concejo Deliberante, dijo que imagina «una oposición respetuosa. Tenemos que conciliar en lo que la intendenta plantea, que para salir adelante en Quilmes tenemos que estar todos juntos, discutiendo problemáticas que lleven soluciones a los quilmeños y no que nos quedemos en una discusión que no le sirve a nadie».