Se tratan de nuevos servicios en el ramal Plaza Constitución – La Plata, entre otros, que benefician particularmente a los usuarios y vecinos de 11 estaciones ubicadas en Avellaneda, Quilmes y Berazategui. Ahora, el último servicio de Constitución partirá a las 22.40 mientras que desde La Plata lo hará 22.50.

Ya se encuentran en funcionamiento, desde el lunes 2 de marzo, nuevas frecuencias nocturnas en la línea Roca que beneficiarán a los vecinos de la zona sur del Gran Buenos Aires y especialmente a los de Avellaneda, Quilmes y Berazategui.

La novedad, que impacta directamente en los vecinos y usuarios de 11 estaciones repartidas entre los tres municipios, consiste en que a partir de ahora, el último tren con destino a La Plata partirá desde Constitución a las 22.40 y llegará a la capital bonaerense a las 23.50. En el sentido inverso, el tren partirá de la ciudad de las diagonales a las 22.50 y llegará a Capital Federal sobre el filo de la medianoche.

La frecuencia nocturna de los trenes metropolitanos del Gran Buenos Aires se había perdido desde los trabajos de electrificación de los ramales a La Plata y «Vía Circuito» y se fue recuperando lentamente desde su re inauguración en marzo del 2016.

La medida, que también sumó servicios a otras líneas y a otros ramales de la línea Roca, fue anunciada por el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, junto al presidente de Trenes Argentinos Operaciones, Martín Marinucci, en la estación Constitución.

En esa ocasión, el ministro afirmó que están «felices de poder empezar con lo que habíamos previsto los primeros días de enero, cuando dijimos que queríamos volver tener frecuencias nocturnas en distintos ramales de trenes en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Hoy felizmente podemos anunciar las primeras diez frecuencias en tres líneas, esperando poder ampliar esas frecuencias en el futuro, esperando obviamente por cuestiones operativas que hacen que no podamos avanzar en el San Martín y en el Mitre, pero sí que podamos hacerlo en el Roca, el Belgrano Sur y en el Sarmiento, que es el primero de los objetivos».