El acto se realizó ayer en el Centro de Producción Audiovisual Leonardo Favio de Quilmes junto a autoridades nacionales y a la intendenta local. Los medicamentos comenzarán a ser entregados hoy.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, presentó ayer en Quilmes el listado de 170 medicamentos esenciales que forman parte del programa Vivir Mejor y que llegarán de forma gratuita a partir de hoy a los cinco millones de afiliados del PAMI.

El mandatario encabezó la actividad junto a la directora del PAMI (Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados), Luana Volnovich, en el Centro de Producción Audiovisual «Leonardo Favio».

También estuvieron presentes los ministros del Interior, Eduardo de Pedro, y de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, el jefe del bloque del Frente de Todos de la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner y la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza.

Volnovich, por su parte, destacó que, con esta decisión se «ha creado un nuevo derecho en materia de seguridad social que son los medicamentos gratuitos». La funcionaria valoró la transparencia en la administración de los recursos e informó que este programa se desarrollará a través de una receta electrónica para tener control de los medicamentos dispensados.

El nuevo vademécum está conformado por 170 principios activos esenciales, en alrededor de 3600 presentaciones por marca comercial, que son de uso extendido entre los afiliados al Instituto.

La inversión para aplicar el programa será de treinta mil millones de pesos financiados mediante recursos propios del PAMI y con el aporte realizado a través del Impuesto País, que se aplica a los gastos en el extranjero y a la compra de divisas.

Los medicamentos fueron seleccionados en función de su impacto, seguridad y eficacia comprobada, de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y siguiendo evidencia científica nacional, internacional y estadísticas propias del PAMI.

Además, el vademécum contará con una supervisión permanente por parte de una comisión interdisciplinaria de expertos que evalúa criterios de uso, racionalidad y efectividad de los medicamentos. La inversión presupuestaria que el Instituto destina a medicamentos pasó de representar el 26 al 34 por ciento e implica un incremento del salario indirecto, ya que los jubilados que perciben el haber mínimo destinaban el 30 por ciento de sus ingresos a la compra de remedios.