De esa manera cerró el presidente de la Nación, Alberto Fernández, el mensaje que envió al pueblo argentino aclarando las medidas establecidas por el DNU 260/2020 acerca de la pandemia de COVID-19 (Coronavirus)

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, envió ayer un mensaje a los ciudadanos argentinos y a los habitantes del país en el marco de la pandemia de COVID-19 que se viene desarrollando en el mundo desde principios de este año y que llegó a la argentina hace algunas semanas.

En él, afirmó que el rol del estado es primordial para prevenir, tranquilizar y dar protección a la población frente a este virus, que actualmente está presente en más de cien mil personas de más de cien países diferentes, y que por eso desde el gobierno están haciendo todo lo posible para dar respuesta ante el problema.

Además, comunicó las medidas incluidas en el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 260/2020 que, en primera instancia, amplió la emergencia pública en materia sanitaria por un año a partir de la publicación de la norma.

Esto le da facultades de acción y prevención a distintos ministerios como la de evitar el desabastecimiento de productos sanitarios o fijar precios máximos para alcohol en gel, barbijos y otros insumos críticos, entre otras.

También permite disponer la suspensión preventiva de espectáculos y el cierre de espacios públicos y, este DNU en particular, suspende por 30 días los vuelos provenientes de Europa, Estados Unidos, Corea del Sur, Japón, China e Irán.

Por otro lado, el decreto dispone también el aislamiento obligatorio durante catorce días en cuatro casos: Para aquellas personas con diagnóstico confirmado de Coronavirus, para aquellas personas consideradas «casos sospechosos», es decir, personas que tengan fiebre, uno o más de los síntomas respiratorios de tos, dolor de garganta o dificultad para respirar, y que, además, en los últimos días, hayan estado en zonas afectadas o en contacto con casos confirmados o probables de Coronavirus, para quienes hayan estado en contacto estrecho con los casos confirmados o casos sospechosos como los anteriores y finalmente, para quienes hayan ingresado a la Argentina en los últimos catorce días provenientes de países los países mencionados antes.

El presidente afirmó también que es importante que comprendamos que el aislamiento preventivo resulta esencial para reducir todo lo posible la propagación del virus y que aquellas personas que lo infrinjan tendrán responsabilidades penales.

Por otra parte, el DNU obliga a cada persona a reportar síntomas compatibles con coronavirus y además garantiza que todos los días la población recibirá información precisa sobre la situación.

Fernández también les pidió a los mayores de 65 años que eviten los lugares concurridos y el contacto con personas que hayan estado en países de transmisión en los últimos catorce días o con personas que presenten síntomas respiratorios.

«Atravesamos dificultades y vamos a seguir monitoreando al instante la evolución de esta pandemia para actualizar y tomar las medidas que hagan falta. Somos la Argentina. Un país unido en el que cada uno debe comprometerse con los demás y todos con cada uno, empezando por el Estado. Un país unido en el que comprendemos que lo que le pasa al otro nos afecta a todos», finalizó.