La práctica de entrar al baño con el Smartphone pone en riesgo la salud. Atrás quedó la tradición de llevar revistas al baño para leer. El momento de estar sentados esperando que el cuerpo actué ahora se complementa con una práctica más tecnológica: leer el celular.

Aunque creamos que tomamos los recaudos con nuestra higiene, la posibilidad de llevar algún tipo de gérmenes a las pantallas touch de los dispositivos existe y es real. El dispositivo con el que a la vez nosotros estamos permanentemente ‘unidos’ a través de nuestras manos genera que a partir de ahí, solo quedará un paso para que todas estas bacterias y microbios puedan penetrar en nuestro organismo. Por ejemplo, a través de nuestra boca. Salmonella, norovirus, escherichia coli, estreptococos… son algunos de los gérmenes que habitan en nuestros baños, y que pueden causar indigestiones, fiebre, vómitos, diarreas…

La Dra Maite Muniesa, profesora del departamento de Microbiología de la Universidad de Barcelona, estudió el tema y advirtió que “las pantallas de los celulares o tabletas pueden contener el doble de bacterias que la tabla del inodoro”. Y este dato empeora en recordar en que la tabla del inodoro se limpia más a menudo que las propias pantallas del Smartphone.

Un reciente estudio de la London Schooll of Higiene & Tropical Medicine abala el análisis de la microbiología al señalar que “uno de cada 6 Smartphone está contaminado con este tipo de microorganismos”.- Muniesa explica que en el baño se produce el potencial paso de bacterias de origen fecal a las pantallas de vidrio.

¿Qué hacer?

Lo mejor es optar por acostumbrarse a dejar el móvil fuera de este espacio. Y de no hacerlo, lo ideal sería proceder a limpiar nuestros terminales.

No esta demás mantener normas básicas de higiene como el lavado de manos previo o posterior a la entrada del baño, y desinfectar el celular. Los expertos recomiendan humedecer una esquina de un paño o gamuza de microfibra con una proporción aproximada de 60 % agua destilada y 40 % de vinagre blanco y pasarlo sobre el teléfono con movimientos circulares

El uso de alcohol podría dañar una capa ultra fina que lleva gran parte de los Smartphone de gama media o alta llamada “cobertura oleofuga”