La intendenta local destacó que la articulación entre el Estado, las empresas, las iglesias de distintos cultos y las organizaciones sociales permitió construir la red de puntos que hoy sostienen a los quilmeños y quilmeñas con más necesidades.

La intendenta de Quilmes recorrió ayer las instalaciones del Centro de Asistencia Social +Vida, perteneciente a la Iglesia Ríos de Vida, el cual funciona como base operativa para la elaboración de alimentos adquiridos por la Comuna y repartidos por el Ejército entre algunos de los más de cien Puntos Solidarios del distrito.

Luego de recorrer el lugar ubicado en la calle Mármol 470, agradecer y dialogar con sus autoridades, la jefa comunal remarcó que «la articulación entre el Estado, las empresas, las iglesias de distintos cultos, las organizaciones sociales y la sociedad civil nos permitió crear este Mapa de la Solidaridad para ayudar a las familias que más lo necesitan. Espacios como este, del Centro +Vida, pusieron a disposición su cocina para generar el alimento. Son 25 mil porciones de comida los que entregamos a través de los Puntos Solidarios en toda la ciudad».

Por su parte, el referente del Centro de Asistencia +Vida, Carlos Annacondia, comentó que están «trabajando en coordinación con el Municipio y diferentes fuerzas de seguridad como Gendarmería, Policía, preparando alimentos que es lo que se nos solicitó, para llegar a los barrios. En lo que va de la cuarentena hasta hoy, llegamos a cocinar 3.000 kilos por día. Hoy, al abrirse nuevos puntos, estamos entre 1.800 y 2.000 kilos. Está bueno que haya otros actores que se hayan sumado y trabajemos juntos».

El Mapa de la Solidaridad está conformado por más de cien Puntos Solidarios distribuidos estratégicamente en todo Quilmes para ayudar aquellos quilmeños y quilmeñas que lo necesiten.