El objetivo es conectar las cien canillas comunitarias que actualmente se encuentran instaladas pero no forman parte de la red y abastecer los tanques que se encuentran en el ex Policlínico del Vidrio ya que serán los encargados de abastecer la nueva red.

El Municipio de Quilmes puso en marcha la obra de tendido de red de agua potable para los vecinos y vecinas de Villa Itatí. El objetivo de la misma es conectar las 100 canillas comunitarias que están instaladas en el barrio desde el año pasado y que nunca fueron conectadas a la red.

Los trabajos son coordinados por la Dirección Provincial de Agua y Cloacas (DIPAC), que depende del Ministerio de Infraestructura de la Provincia y son supervisados por personal de la Municipalidad de Quilmes y de Agua y Saneamientos Argentinos (AySA).

La obra principal se está ejecutando en la esquina de las calles Cerrito y Chacabuco, de Bernal Oeste, donde se construye el empalme con la conexión de red mediante un procedimiento denominado Toma en Carga, con un caño de 160mm, que tomará el agua de AySA para llevar a las canillas comunitarias de Itatí.

La característica principal de este trabajo es que no requiere realizar corte de agua alguno, por lo que ningún vecino de la zona padecerá falta de suministro durante las labores.

La obra permitirá el abastecimiento de los tanques que se hallan en el ex Policlínico del Vidrio, en Ayacucho y Formosa, que son los que distribuirán el agua potable a las 100 canillas comunitarias, asegurando la provisión de agua segura y un servicio esencial continuo para uno de los barrios más vulnerables del distrito.