Los emprendimientos productivos se desarrollan en tres unidades de La Plata, dos de Azul, una de Magdalena, una de San Martín, una de Sierra Chica y una de Saavedra. Confeccionan con la debida profilaxis más de 2.200 tapabocas en forma diaria que se distribuyen en los penales de la Provincia. En una de las dependencias de Los Hornos internas elaboraron cofias, camisolines y cubre zapatos

Con la intención de prevenir el Coronavirus ya se produjeron alrededor de 19.000 barbijos y casi 500 kits sanitarios bajo medidas de profilaxis y bioseguridad acordes en nueve establecimientos penales del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) que se distribuyeron en todos los penales de la Provincia.

Son 70 privados de libertad de nueve cárceles bonaerenses los que confeccionan más de 2.200 barbijos en forma diaria en los talleres textiles y esa producción es distribuida en los penales de la Provincia entre personal del Servicio Penitenciario, los profesionales de la salud y las personas privadas de la libertad.

Estos emprendimientos sanitarios se desarrollan en las Unidades 1 Olmos, 8 Los Hornos y 9 La Plata, 7 y 52 Azul, 19 Saavedra, 38 Sierra Chica, 46 San Martín y 51 Magdalena, donde los privados de libertad fueron capacitados por personal de la Subdirección General de Trabajo del Servicio Penitenciario en todo lo referido a bioseguridad y medidas necesarias de profilaxis.

Cabe destacar que en la Unidad 8 Los Hornos, cinco internas confeccionan kits sanitarios conformados por cofia, cubre zapatos, camisolín y barbijo, y ya entregaron 427 juegos a la Dirección Provincial de Salud Penitenciaria para uso de los médicos y enfermeros que cumplen funciones en penales de la Provincia.

La producción se inició días pasados luego de que se acondicionaran los talleres textiles y se capacitara a los privados de libertad sobre las medidas sanitarias adecuadas.

La elaboración se desarrolla de lunes a sábado en dos tandas horarias: de 8 a 12 y de 13 a 18. Desde la Jefatura del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) se realizó la compra de tela friselina blanca que ya fue distribuida en los ocho penales.

En el curso de capacitación se instruyó sobre la necesidad imperiosa de seguir la hoja de seguridad provista por el fabricante de los desinfectantes, que incluye el almacenamiento en recipientes plásticos opacos ubicados al resguardo de condiciones climáticas adversas y la ventilación del lugar de producción para garantizar la erradicación de agentes tóxicos.

Los trabajadores textiles deben presentar buen estado de salud, desinfectarse las manos y limpiar las superficies donde se apoyará la tela: mesas y máquinas de coser. Además, toda producción intermedia o final se coloca en recipientes herméticos para evitar su contaminación.

Para comenzar con las tareas de confección, cada uno de los 70 internos trabajadores debe vestirse con un camisolín con puños elásticos, cubre zapatos, guantes de látex, pantalones largos, cofia y barbijos, para garantizar las medidas de salubridad esperadas.

La distribución de la producción en la Provincia

La producción diaria de 255 barbijos que se elaboran en la Unidad 9 se distribuye en recipientes herméticos a la Unidad 9 La Plata, 10, 34 y 45 Melchor Romero y 12 y 18 Gorina, mientras que en la Unidad 1 Olmos se confeccionan 330 tapabocas para ese mismo penal y las Unidades 25 y 26 Olmos, y 23, 24, 31, 32, 42 y 54 Florencio Varela. Y en la Unidad 8 se elaboran esos elementos protectores para esa cárcel y la Unidad 33 Los Hornos.

En la Unidad 46 San Martín se confeccionan 295 barbijos diarios para beneficio de las Unidades 46, 47 y 48 San Martín, la Alcaidía Departamental de esa localidad, la Alcaidía de Malvinas Argentinas, la unidad 39 Ituzaingó, 40 Lomas de Zamora, 43 La Matanza y 56 Virrey del Pino.

En tanto, en la Unidad 51 Magdalena, internas elaboran 90 tapabocas en forma diaria para esa dependencia carcelaria, más las Unidades 35 y 36 de esa localidad. Y en la Unidad 19 Saavedra producen 70 barbijos para su autoabastecimiento y para la Unidad 20 Trenque Lauquen.

Finalmente, en las Unidades 7 y 52 Azul, confeccionan 170 barbijos diarios para proveer a esos dos penales y las Unidades 14 y 30 General Alvear y 37 Bárker, en tanto que en la Unidad 38 Sierra Chica elaboran 120 de los elementos protectores para esa cárcel y las Unidades 2 y 27 de esa localidad.

Desde la Subdirección de Trabajo Penitenciario explicaron que a la producción detallada se suma otra producción que queda en stock y que se utiliza a pedido del resto de los establecimientos carcelarios de la Provincia. Además, ya se distribuyeron 4.600 barbijos para la Dirección Provincial de Salud Penitenciaria para que los administren de acuerdo a la necesidad de ese organismo.

Hoy se inaugura un taller en Dolores

Este jueves, autoridades de la Jefatura del SPB se presentarán en la Unidad 6 Dolores para inaugurar un taller textil donde se van a producir barbijos para ese penal y las Unidades de Batán.

En tanto, en los próximos días en la Unidad 41 Campana se van a elaborar tapabocas para los penales del Complejo Penitenciario de esa localidad que incluye los penales 21 y 57.

Esta acción forma parte del plan de contingencia que impulsa y coordina el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires con la finalidad de prevenir el Covid-19.