Ante un llamado de un vecino que vive en el lugar, el cual nos hizo saber lo que estaba sucediendo en la zona, un periodista de Nueva Época recorrió las calles de Ranelagh ayer y quedó sorprendido por la cantidad de autos y peatones que llenan sus calles.

La obligatoriedad del aislamiento y la recomendación sanitaria de quedarse en casa sigue vigente, pero no se cumple en este barrio de Berazategui. No hay ninguna clase de control, y las cosas están como antes de decretar la cuarentena, a pesar del número de casos informados en el partido de Berazategui.

En Ranelagh sigue funcionando la habitual feria de los jueves que congrega a miles de personas poniendo en riesgo la salud de la población. Mientras esto pasa, el intendente anuncia que ya son 17 los casos confirmados de pacientes con Covid-19 en Berazategui y le pide a los vecinos que cumplan con el aislamiento social, preventivo y obligatorio.