El bloque de diputados de Juntos por el Cambio en la Provincia de Buenos Aires expresó su preocupación antes la situación generada en los últimos días en las cárceles de la provincia y afirmaron que la pandemia del Covid-19 no puede convertirse en una excusa para excarcelar a presos con causas por delitos contra la vida, la integridad sexual, de género, con uso de armas, o de corrupción, entre otros, sin un mínimo de control ni atención a la delicada situación de las víctimas.

El bloque de diputados de Juntos por el Cambio en la Provincia de Buenos Aires expresó su preocupación ante la situación que se ha generado en las cárceles de la provincia y convocó a una gestión del tema «que evite sesgos ideológicos y acciones que envíen mensajes ambiguos a la sociedad en relación con la delicada cuestión del cumplimiento de las penas de quienes cometieron delitos».

Según afirmaron desde el bloque parlamentario, la situación de las cárceles de la Provincia requiere de la atención de todos, pero la solución no puede ser abrir las puertas de los penales sin buscar otras alternativas. En ese contexto, Juntos por el Cambio llamó la atención sobre que la pandemia del Covid-19 no puede convertirse en una excusa para excarcelar a presos con causas por delitos contra la vida, la integridad sexual, de género, con uso de armas, o de corrupción, entre otros, sin un mínimo de control ni atención a la delicada situación de las víctimas.

Por eso, el espacio propuso «un análisis pormenorizado de cada situación, atendiendo a los detenidos que forman parte de la población de riesgo y que no hayan cometido delitos graves, pero sin que esto favorezca la aparición de atajos legales que pongan en riesgo la paz social».

«En este difícil contexto que nos toca enfrentar es necesario el aporte conjunto de todos los poderes del Estado, que deben volver a su funcionamiento pleno para brindar la mayor calidad institucional posible a las medidas que deba tomar el gobierno».