Profunda consternación por la muerte de Federico Bassi

El médico Federico Bassi, quien vivía hace muchos años en Bernal y el enfermero Patricio Walmsley murieron en la madrugada de este miércoles al estrellarse un avión sanitario poco antes de llegar al aeropuerto de Esquel, en Chubut.

El piloto y el copiloto se encuentran internados “en estado crítico” en el hospital zonal, informaron fuentes sanitarias.

El avión sanitario había partido desde el aeropuerto bonaerense de San Fernando con la misión de trasladar a una paciente (una niña con una patología cardiológica e hidrocefalia) hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y, por causas que se investigan, se precipitó y estalló poco antes de llegar a la cabecera norte de la pista.

Como consecuencia del accidente, Bassi y Walmsley -que formaban parte del equipo sanitario- fallecieron en el acto, mientras que los dos tripulantes resultaron heridos y fueron derivados al hospital de Esquel, en la provincia de Chubut.

El lugar del accidente se localiza a unos 640 kilómetros al oeste de Rawson, la capital de Chubut y 280 kilómetros al sur de la ciudad rionegrina de Bariloche.