Con la aplicación desarrollada en Santa Fe, podes escanear productos en las góndolas para controlar que los precios no estén inflados.

Pedro Prez es un emprendedor de Reconquista, en el norte santafesino. Junto a sus socios (hoy tienen una empresa en Buenos Aires), desarrolló la aplicación Control de precios, que ya es utilizada en todo el país. Con ella, podés usar el celular para escanear productos de la góndola del supermercado y detectar si tienen sobreprecios, de acuerdo al listado oficial de precios máximos. En los casos afirmativos, y de manera anónima, se puede denunciar a los comercios que no cumplen.

Antes de escanear, la aplicación pide que se especifique en qué provincia de la Argentina se encuentra localizado el usuario, dato importante ya que cada provincia tiene su propio acuerdo de precios máximos. Control de precios es de esas apps intuitivas, fácil de usar y no pide datos personales. Está pensada para todas las edades, no contiene anuncios de publicidad y las verificaciones se hacen en tiempo real, es decir, se actualiza junto con la lista de precios oficiales de manera automática.

Un derecho del consumidor

Con todo lo que viene pasando en 2020, aparecieron muchos sobreprecios en los productos básicos. Antes de la explosión del coronavirus, ya era conocido el descontrol inflacionario. La pandemia empeoró todo. Eran muchos los consumidores que venían denunciado esta realidad, lo que disparó la idea de estos emprendedores.

El control responsable de los precios es un derecho del consumidor, por eso los desarrolladores de esta novedosa herramienta fomentan la idea del control ciudadano con el slogan “Cuidando tu bolsillo, cuidas el de todos”. Por último, esperan que Control de precios sea de gran utilidad para poder frenar la inflación, teniendo en cuenta la coyuntura económica a futuro, a partir del COVID-19.

La aplicación se puede descargar en todos los sistemas operativos de dispositivos móviles, tanto en Android como en Iphone, de manera gratuita y en todo el país.