El director ejecutivo del Hospital de Quilmes, Juan Fragomeno, que dio positivo en un test de coronavirus que se realizó “por rutina”, no presenta los síntomas comunes del COVID-19 y permanecerá aislado durante 14 días. Por el hecho, la intendenta Mayra Mendoza se sometió a un test y el resultado fue negativo.

El Dr. Juan Fragomegno ejecutivo del Hospital Iriarte, confirmó que “el hisopado salió positivo” de coronavirus, al igual que al doctor Daniel Abarquero. “Estoy totalmente asintomático, no tengo temperatura, absolutamente nada…”, aseguró

Ninguno de los dos se desligará completamente de su trabajo ya que Fragomeno seguirá las tareas cotidianas desde su lugar de aislamiento y pidió la colaboración de su grupo de trabajo para que se haga cargo de las tareas del nosocomio.

La situación generó  preocupación porque el  viernes pasado  se presentaron las obras de ampliación del Hospital Iriarte, donde se habían reunido además de   Fragomeno  la intendenta Mayra  Mendoza,  el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán; el jefe de Gabinete provincial Carlos Bianco y otros funcionarios Nicolás Kreplak, viceministro de Salud bonaerense; Salvador Giorgi, jefe de Gabinete; María Victoria Anadón, subsecretaria Técnica, Administrativa y Legal; Damián Mindlin, presidente de SACDE SA; el doctor Jonatan Konfino, secretario de Salud del Municipio de Quilmes y Cecilia Soler, secretaria de Desarrollo Urbano y Obra Pública.

En un mensaje enviado a los profesionales de su entorno más íntimo, Fragomeno informó que “por rutina me hice un hisopado a raíz de que otro integrante de la dirección (el doctor Daniel Abarquero) el viernes le había dado positivo y salió positivo”.

Fragomento aclaró que “estoy totalmente asintomático, no tengo temperatura, absolutamente nada…”. Incluso, se hizo una tomografía computada y “tampoco tengo neumonía”, aclaró el director ejecutivo del nosocomio quilmeño.

Indicó que “voy a permanecer aislado por el lapso de 14 días. Voy a ir manejando la Dirección desde mi casa, voy a pedir la colaboración de mi grupo de trabajo para que se puedan hacer cargo temporariamente de todos estos problemas”.

Asimismo, reconoció que una noticia de esta envergadura genera una amplia repercusión pública y temor en la comunidad, por lo cual pidió que “no se divulgue porque está empezando una efervescencia”.