Con epicentro en el Obelisco y manifestaciones simultáneas  en cada una de las ciudades del país, también en Avellaneda, Quilmes Berazategui en homenaje al Día de la Independencia, miles de personas salieron a manifestarse en favor de la LIBERTAD de EXPRESION jaqueada por ataques a periodistas independientes;  en contra de la propuesta de Expropiación de una empresa privada, Vicentin;  en contra de la liberación de un ex empleado bancario a quien se le atribuye ser el “dueño del 10% de la provincia más extensa del país”.  La liberación de Lázaro Baez no es una cuestión política sino que demuestra la ineficiencia de los jueces federales de Comodoro Py, que tuvieron injustificadamente en Prisión Preventiva al procesado durante más de cuatro años, sin que la causa estuviera resuelta, ya sea por su condena o por su absolución o sobreseimiento.

Por su parte se ha visto un lamentable hecho en contra de la Libertad de Prensa, cuando un grupo de inadaptados pateó y propinó golpizas contra un móvil del canal televisivo C5N que Nueva Época deplora. La libertad de expresión es para todos, piensen y opinen como quieran. Nadie puede ser censurado por su posición política.

Por otro lado, hubo también manifestaciones en apoyo al gobierno en distintas ciudades del país, que tuvieron como centro la ciudad de Reconquista, Santa Fe, en apoyo de la expropiación de la firma cerealera.

Quilmes, cientos de automovilistas se convocaron en la esquina de Rivadavia y Belgrano y desde allí, recorrieron las calles bocinando y agitando banderas en defensa de la Libertad de Expresión, de la Libertad de Trabajar.