ASESORAMIENTO LEGAL

Trabajador y Jubilación

Por Dr. Eduardo Néstor Balian

Régimen legal del trabajador en condiciones de jubilarse, el trabajador jubilado que continúa trabajando, del despido del trabajador jubilado y del pago de las cargas sociales.

El trabajador jubilado, como cualquier todo trabajador goza del derecho a la indemnización por despido arbitrario, sea la ruptura directa, que es la decidida por el empleador; o indirecta cuando el empleado se considera despedido por culpa del  empleador. Estas son las posibles situaciones:

  1. Trabajador en condiciones de jubilarse.
  2. Trabajador jubilado que continúa trabajando
  3. Trabajador jubilado que vuelve a prestar servicios
  4. A) Trabajador en condiciones de jubilarse. El trabajador tiene derecho a jubilarse cuando tiene 30 años de aportes y 60 de edad si es mujer, y 65 si es varón. Pero en todos los casos puede, si así prefiere desde la ley 27.426 del 28/12/17, continuar trabajando hasta cumplir 70 años de edad, ya sea mujer o varón. El empleador no puede intimarlo sino cuando llega a los 70 años de edad y tiene los requisitos para jubilarse. (30 años de aportes)

Es posible que el trabajador cuando llega a los 65 años prefiera seguir en actividad, por mejor ingreso, o porque le faltan años de aportes para cubrir el mínimo de 30 que exige la ley jubilatoria. Puede hacerlo. También puede jubilarse desde los 60 o 65 según sea mujer u hombre.

Cuando llega a los 70 años el empleador tiene derecho a intimar al trabajador a que inicie los trámites jubilatorios, y desde la intimación fehaciente, mantener vigente el contrato de trabajo hasta que al trabajador se le acuerde el beneficio jubilatorio, pero no más allá del plazo máximo de un año. Pasado el cuál, salvo voluntad contraria del empresario,  el contrato de trabajo queda extinguido sin obligación indemnizatoria entre las partes.

La intimación a que inicie los trámites jubilatorios cumple con la formalidad del preaviso.

  1. B) Trabajador jubilado que continúa trabajando. Cuando el trabajador se jubila y sigue trabajando para el mismo empleador hay dos supuestos:

Jubilado antes del 28/12/2017.   Si el trabajador se jubiló antes  del 28 de diciembre de 2017 no se aplica la Ley 27.426 que es posterior, sino el régimen anterior, y por lo tanto podrían computarse todos los años trabajados para el mismo empleador para el que trabajó al tiempo de jubilarse, antes y después de que le fuera acordado el beneficio jubilatorio.

Se suma todo el tiempo a los fines de calcular la antigüedad en caso de despido, y aunque la jurisprudencia en estos casos ha sido oscilante, que la ley no aclaraba nada. Por otra parte las leyes no son retroactivas, y en caso de duda sobre la aplicación de normas legales prevalece la más favorable al trabajador. (Art 9 Ley de Contrato de Trabajo)

Jubilado después del 28/12/2017. A partir de la ley publicación de la 27.427  28/12/17 al trabajador jubilado que continúa trabajando para el mismo empleador se le computa la antigüedad a los fines de la indemnización por despido desde la fecha en que obtuvo la jubilación, no teniéndose en cuenta los años anteriores al beneficio previsional.

En caso de despido por culpa del empleador, éste tendrá obligación indemnizatoria por el período comenzado con la jubilación del trabajador, no considerándose los años de trabajo anteriores a la jubilación.

El artículo 253 de la ley de Contrato de Trabajo modificado por la nueva ley, dice que el trabajador que sigue prestando servicios sin interrupción, a las órdenes del mismo empleador, luego del goce del beneficio de la jubilación, se considerará la fecha del acuerdo de la prestación jubilatoria como inicio del cómputo de la antigüedad posterior a la misma.

En resumen:

Jubilado antes de la vigencia de la ley 27426, 27/12/17 puede aspirar al reconocimiento de todos los años trabajados.

Jubilado desde la vigencia de la ley 27.426,  a los fines indemnizatorios, sólo se computa el tiempo posterior al cumplido después de haber obtenido la jubilación.

  1. C) Trabajador jubilado que vuelve a prestar servicios. Si el trabajador jubilado ingresa a trabajar para otro empleador, o reingresa para el mismo, siempre que por el régimen jubilatorio no esté impedido de hacerlo, se computa como inicio de la relación laboral a los fines de la indemnización por despido la fecha de “reingreso” a la actividad, para el mismo u otro empleador. En caso de despido el empleador deberá abonar la indemnización computada desde la fecha de reingreso y el preaviso.

En todos los casos cuando el trabajador reúne los requisitos necesarios para acceder a la Prestación Básica Universal (PBU), es decir para obtener la jubilación, si continúa trabajando en el mismo o en otro lugar, el trabajador deberá seguir pagando los Aportes jubilatorios, pero el empleador queda eximido del pago de las Contribuciones Patronales.  Sólo debe pagar la Obra Social y la ART. (art 8 de la ley 26.426), lo que disminuye los costos patronales sensiblemente.